Gorrotxategi confitería

Desde antiguo, los Confiteros han realizado su noble oficio en obradores situados en los lugares céntricos de las villas y ciudades. Por ello, nuestra confitería ha estado ubicada, desde el S. XVII, en el número 2 de la Calle Mayor, cerca de la iglesia parroquial, y junto al ayuntamiento y su plaza, donde se celebraban los festejos de la Villa.

En la Plaza Zarra, se realizaba la parada de las Diligencias, para el cambio de las caballerías, siendo durante muchos años, ésta Calle Mayor, la carretera Nacional Madrid-Paris.

¿Sería en esta casa, donde Alejandro Dumas, en el año 1846, en su viaje de París a Cádiz, tras su parada de descanso en la Plaza Zarra, en la Diligencia que viajaba, que acercándose a un establecimiento cercano, desayunó chocolate con bolados?  No se sabe con certeza, pero hay muchas posiblidades...

Según la tradición, el confitero, a la vejez, traspasaba su negocio, al no poder atenderlo. Gorrotxategi adquirió esta antigua confitería el 1 de noviembre de 1925, siendo la actual la tercera generación familiar que se esfuerza en mantener, día a día, el prestigio ganado.

Siempre ha sido muy importante el papel desempeñado por la esposa del confitero, que además de ser la verdadera administradora del negocio familiar, aporta el gusto por el detalle